top of page
  • MGA TRADING

¿QUÉ SON LOS CFDs?

Permiten a los clientes comerciar libremente sin tener que poseer realmente el activo subyacente ni adquirir ningún derecho u obligación en relación con el activo subyacente. El principal beneficio de operar con CFDs es la flexibilidad para operar contra los movimientos de precios sin comprar o vender el instrumento físico.

Conoce cómo usarlos y cuáles son las ventajas y desventajas de esta poderosa herramienta de mercado.



CFDs


Un CFD o contrato por diferencias es un contrato acordado entre el inversor y un intermediario (broker o banco emisor del CFD). El intermediario factura o paga la diferencia entre el precio al que se abre la operación y el precio de mercado actual, hasta que se cierra la posición.

Al final de cada día, si una posición muestra una ganancia para el día, esa ganancia se acreditará en tu cuenta comercial. Si la posición muestra una pérdida para el día, la pérdida se debita de tu cuenta.

Los CFD son un producto sin tiempo fijo de vencimiento, es decir, el contrato que establecen emisor y cliente no tiene fecha de conclusión, tiempo que queda en manos del cliente, que lo finalizará cuando lo desee. Esta particularidad supone una de las principales ventajas del producto con respecto a los futuros tradicionales.

En pocas palabras, los CFD son instrumentos financieros derivados de otros instrumentos financieros que permiten a los inversores beneficiarse de los movimientos de los precios sin exigirles que posean el activo físico. El activo subyacente podría ser un índice, un producto básico, un metal precioso, acciones, etc.



¿CÓMO FUNCIONAN LOS CFDS?


Los CFD permiten invertir tanto en la alza como invertir en la baja. Si invertimos al alza (abrimos una posición larga) tendremos como beneficio la diferencia al alza en el precio de la acción (por ejemplo, si abrimos la posición a $10 y la cerramos a $11, el beneficio sería ese dólar, puesto que hay una diferencia al alza: $11 – $10 = $1).

Si invertimos a la baja (abrimos una posición corta) obtendremos como beneficio la diferencia a la baja entre el precio de establecimiento del contrato y el de cierre (ejemplo, si abrimos posición a $10 y cerramos a $9, el beneficio sería ese dólar, puesto que hay una diferencia a la baja)

El cálculo formulado será siempre el mismo: precio de venta – precio de compra. Siempre que el precio de venta sea mayor al de compra, la operación producirá beneficios.

Nota: En este cálculo no se incluye los gastos de comisiones y / o financiación que el bróker pueda fijar)

Así, los CFDs permiten obtener beneficios independientemente del escenario en que se encuentre el mercado, vale decir, que esto ocurra tanto en mercados que estén al alza como con los mercados que estén a la baja. Evidentemente, si aperturamos una posición bajista, y el mercado se comporta de manera opuesta a nuestras proyecciones, es decir, sube, entonces tendremos una pérdida. Ocurriría el mismo caso si aperturamos una posición larga y el mercado cae.

¡En pocas palabras, los CFDs te pueden hacer ganar dinero rápidamente, y son un salvavidas de emergencia, en caso comiences a perder dinero!



Artículo original de Tom Tragget para el broker Libertex.

SUSCRIBETE para recibir más contenido https://www.mganei.com/blog



#MGATrading #MGANegocios

13 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page